a quienes aplauden los recortes a funcionarios: ¡que os den!

Aviso: esto va de pataleta. Escribo en un momento de calentón y pienso publicar sin revisar.

Si has llegado a este blog sabrás que soy funcionario. Lo soy desde hace casi 11 años; antes me había curtido durante 7 años en el sector privado. Siempre he tenido una vocación emprendedora. Aunque sólo en una ocasión me lancé a dar el paso de fundar una empresa, he tenido no sé cuantos proyectos. Nunca estuve del todo convencido de si me gustaría trabajar en el sector público; debo reconocer que me preparé las oposiciones por accidente. Cuando saqué la plaza mi idea era sólo la de probar y, si no me convencía, pedirme una excedencia a los dos años y volver a la aventura.

Pero descubrí que en mi trabajo en lo público también podía emprender. Que en el sector público hay mucho que mejorar y que el intra-emprendizaje es una oportunidad para ello. Descubrí que en el intra-emprendizaje público los resultados no son en forma de altos rendimientos económicos, pero que la satisfacción por el beneficio público conseguido lo superaba con creces.

Hace 11 años, cuando accedí al sector público, era difícil explicar por qué cambiaba un sueldo con el que en 4 ó 5 meses de trabajo ya ganaba lo que iba a cobrar en el nuevo puesto. Probablemente muy pocos me envidiarían durante mis primeros 8 años en el sector público.

Sin embargo, estalla la crisis y a los funcionarios nos ponen en el ojo de mira. ¿Por qué?

Llevo más de dos años asumiendo más trabajo a causa de los despidos (o no renovaciones) de interinos y laborales. Paralelamente, se me ha reducido el sueldo, primero una vez y ahora otra, y se me va a incrementar la jornada de trabajo; o sea cobraré aún menos por cada hora. Y lo que más me jode es que en cada anuncio que se hace en esta línea, una marea de borregos aplauden.

La primera reducción de sueldo la asumí casi con orgullo: si eso evita que se despida más gente, adelante. La segunda ya me cabrea. Y el incremento de jornada, pues bueno, si tengo que trabajar unas horas más para sacar adelante los proyectos porque no se puede contar con las personas necesarias… ya lo estaba haciendo; pero desgasta.

No estoy dispuesto a que esta situación merme mi ética profesional. Mi compromiso con la productividad es incuestionable. No cejaré en mi empeño en promover todo lo que esté a mi alcance para abrir nuestras Administraciones Públicas. Seguiré buscando fórmulas para innovar en el sector público, sin abandonar mi espíritu INprendedor comprometido con el Manifiesto Funkzionata. Aunque esta situación desgasta.

Ahora, que anuncien que me suprimen la paga extra de Navidad y haya quien lo aplauda, ya me toca los huevos a más no poder. Pero, ¿qué es lo que se creen? Los funcionarios somos trabajadores como el resto, solo que nuestra empresa no busca el beneficio económico, sino el bienestar social. ¿No se dan cuenta los borregos que a quien están atacando es a su modelo de Estado? Puedo entender que quienes tienen una ideología liberal, contraria al Estado del Bienestar Social, deseen menos Estado. Pero que entre quienes aplauden estas medidas haya desempleados, estudiantes, trabajadores que exigen asistencia médica y educación para sus hijos, me hace ver que no son más que unos borregos inconscientes.

Hasta ahora he asumido los recortes con resignación. He ido reajustando mi economía doméstica como he podido y listo (aunque con una renta per cápita de 6.500 euros antes de las nuevas reducciones no queda mucho margen de maniobra).

Pero quitarme la paga extra de Navidad es atacar a mis hijos. La paga extra de Navidad en mi caso, como en el de muchas familias obreras, es la forma de poder ofrecer a mis hijos unas fiestas especiales. Y esta ha sido la línea roja que yo no estoy dispuesto a dejar pasar con más resignación sin más.

Hace unos días escuchaba a Julio Anguita anunciar “En esta noche yo he empezado la guerra, el que quiera que me siga”.

Pues si no nos dejan otra opción, ¡adelante! Y a quienes siguen aplaudiendo los recortes al sector público, pues eso, ¡que les den!

Anuncios

14 pensamientos en “a quienes aplauden los recortes a funcionarios: ¡que os den!

  1. Pingback: Lo más visto en 2012 de FunkziUni | FunkziUni

  2. Que os jodan a vosotros. Ojalá llegue el día en que trabajéis 221 días como todo hijo de vecino. Y 40 horas semanales. Es increíble que protestéis por trabajar 37.5 horas semanales. Sobran funcionarios a patadas.

    Me gusta

    • Gracias anónimo por pasar por aquí, aunque la próxima vez agradecería que antes de comentar te leyeras el post. Reafirmas lo que en él decía: “en cada anuncio que se hace en esta línea, una marea de borregos aplauden”.

      Me gusta

  3. Lo que jode es que nos lo quiten a nosotros para pagar los intereses del préstamo para los bancos. Con el dineral que se han metido y se siguen metiendo los de los bancos, pensiones multimillonarias que no les obligan a devolver. Mientras los ricos siguen con sus sicavs y se les amnistía por haber defalcado impuesto.
    Escuchar a Anguita es todo un deleite, sabe como despertar el espíritu batallero que llevamos dentro. Si nos unimos todos en lo del partido político, podemos joderlos mucho y por lo menos podremos defender nuestros derechos.
    ¡Que les den! a todos aquellos que se alegran de nuestros recortes y creen que deberían quitarnos más. ¡Sigamos contribuyendo al bienestar social!
    Besos. Ea, condio

    Me gusta

    • Jeje, ha hecho falta que nos cabreemos juntos para ver a mi hermanito por aquí.
      Yo lo del partido político no lo veo; nuestros intereses son los de todos. En mi opinión lo que está en juego no son nuestros derechos (que también), sino el propio Estado Social para el que trabajamos.
      Creo que lo que hace falta son otras políticas, otro modelo de Gobierno (abierto) y quizás, otros políticos. Pero una política no puede ser defender los intereses de los funcionarios.
      Me alegra verte por aqui. Tengo que llamarte. Besos y, ea condió.

      Me gusta

  4. Pingback: Sobre los funcionarios « beta permanente

  5. Estoy contigo. En 23 años, llevo tres congelaciones y dos bajadas de sueldo. Posibilidades de ascenso, solo 1. Y tambien me han cabreado.
    Saludos.
    Joop.

    Me gusta

  6. David, estoy de acuerdo con todo lo que dices. No comparto la “buena cara” del comentario anterior y creo que hay que actuar, no sé como, pero todo tiene un límite y para mí, se ha sobrepasado. Son muchas las cosas que están mal, que hay que cambiar, por nosotros, por nuestros hijos, por la sociedad, si políticamente no es conveniente, sí lo es cívicamente. ¡Actuemos!

    Me gusta

  7. No se puede estar mas acertado David, yo estoy tan indignada como tu y sobre todo porque se está atacando a la clase trabajadora dentro del sector público pero que no se nos olvide que el sector público lo compone mucha mas gente, esa que entra a dedo y que nada le cuesta acceder ganando unos sueldazos que cuando hay recortes ni se tocan, pero yo duermo muy tranquila y para mi eso es muy importante.
    Un saludo y como tu dices “a los borregos que les den”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s