Empezar las tareas difíciles antes de cerrar el día | Jordi Sánchez

Minientrada

Empezar las tareas difíciles antes de cerrar el día | Jordi Sánchez

Interesante rutina para cerrar el día: por un lado, dejar las tareas sencillas, fáciles y rápidas totalmente cerradas. Si tengo tareas que puedo cerrar en cinco minutos, antes de acabar mi jornada laboral es el momento perfecto para hacerlas.

Por otra parte, una vez cerradas las tareas pequeñas, es interesante abrir una de difícil. De esta forma conseguimos tener más claros cuales son los siguientes pasos y, por lo tanto, es muchísimo más fácil que al día siguiente podamos ponernos con esa tarea.

Una vez hayas empezado la tarea difícil, sigue adelante con ella con el enfoque de la mañana

Accede el artículo completo aquí