el gobierno abierto y la agenda política

La sociedad actual se caracteriza por estar en continuo cambio. Lo planificado hoy, no sirve mañana. Sin embargo, tradicionalmente la acción de gobierno se desarrolla con un programa preestablecido o, en el mejor de los casos, actualizado de manera unilateral por el propio Gobierno. La agenda política es así fijada por un grupo cerrado de personas cercanas al poder.

Es necesario invertir la forma de actuar. Y el Gobierno Abierto se presenta como una vía para conseguirlo.

En entradas anteriores definía qué es el Gobierno Abierto y para qué lo necesitamos. Son varias las perspectivas desde las que podemos estudiar la conveniencia de adoptar este modelo de gobernanza. En esta entrada nos centraremos en la agenda política.

[youtube http://youtu.be/JrioFtO1C4E?t=1m35s]

 

Como exponía Nagore de los Ríos, Directora de Gobierno Abierto y Comunicación en Internet del Gobierno Vasco, en el Congreso Empresa 2.0 y Social Business (e20biz) celebrado en mayo de 2012 en Sevilla, el objetivo del Gobierno Abierto desde este enfoque es cambiar la agenda política y que sea la ciudadanía la que determine qué debe hacer el Gobierno.

sin transparencia no habrá participación y sin participación no habrá colaboración

Para conseguirlo, el Gobierno Abierto se basa en los tres principios básicos ya mencionados (transparencia, participación y colaboración), poniendo desde este enfoque especial énfasis en el orden con que se inculcan en la cultura organizativa.

Sin transparencia, la ciudadanía (o en el caso de la Universidad la comunidad universitaria) no dispondrá de la información suficiente para valorar y participar en los asuntos públicos. Y si la participación después no es correctamente considerada, con una influencia efectiva en las decisiones, no habrá motivación para colaborar. Es decir, sin transparencia no habrá participación y sin participación no habrá colaboración.

Teniendo en cuenta esta secuencialidad, la colaboración puede tardar en llegar. Entonces, ¿cómo podemos cambiar la agenda política? La respuesta es: practicando una escucha activa.

Los ciudadanos ya están conversando sobre sus inquietudes. Lo hacen en sus casas, en sus puestos de trabajo, en las cafeterías y también en las redes sociales. No podemos escuchar qué dicen y cuáles son sus demandas, en su ámbito privado. Pero sí podemos practicar una escucha activa de lo que dicen en las redes sociales. La participación en estos medios es cada vez más diversa y representativa de la sociedad. Más aún en el ámbito universitario, en el que la brecha digital es mínima.

La acción de gobierno se debe convertir en un proceso que se inicia con la escucha de las demandas de la ciudadanía. Para ello, hay que salir a las plazas públicas que, en la actualidad, se encuentran en las redes sociales. Se debe entablar un diálogo directo con los ciudadanos para dar respuesta y determinar qué debe incorporarse a la agenda política. Por último, sólo queda gestionar la agenda resultante de este proceso de escucha activa.

Escuchar → Dialogar → Gestionar

Dejo para terminar la presentación completa que utilizó Nagore en el Congreso e20biz:

Esta entrada forma parte de la Propuesta: Plan de Gobierno Abierto para la Universidad.

4 pensamientos en “el gobierno abierto y la agenda política

  1. Querido David, siento decirte que me posiciono del lado de Juanjo y que, el gobierno abierto, nos va a costar mucho más de lo que pensamos pero por dos motivos:
    Primero, lo que apunta Juanjo, que los políticos no quieren soltar lo que tienen trincado y todos hablan pero nadie hace. Fíjate en la Ley de Transparencia que quieren aprobar con silencio negativo.
    Hace tiempo te di la enhorabuena por tus mayores, que te dejan hacer .
    Segundo: el personal de la administración no está preparado para el Gobierno Abierto porque fallamos en el manejo de las herramientas informáticas y no digamos nada de las Redes Sociales. Trabajo en planeamiento en Urbanismo y hay muchos técnicos superiores que no manejan las herramientas nformáticas, a excepción de word. No hablemos de CAD y ni por asomo de SIG (¡Planificando un territorio!)

    Después de este alegato pesimista, estoy contigo en que la única salida, a todo esto, es el gobierno abierto y que por las buenas o por las malas acabará imponiendose y sobre todo tienes razón en que, los que creemos en esto, debemos hacer el máximo esfuerzo en explicarlo y difundirlo.
    ¡Suerte a todos!

    Me gusta

    • Gracias Luis (KnoMorales) por tu comentario.
      Si los políticos “no quieren soltar lo que tienen trincado” pues habrá que reivindicar. Cada vez son más los ciudadanos que exigen más democracia, más representatividad, más transparencia, más posibilidad de influir de forma directa en los asuntos públicos, todo esto que está eclosionando desde el 15M en realidad es más “Gobierno Abierto”.
      Pones el ejemplo de la Ley de Transparencia y sí, es un mal Proyecto de Ley. Pero fíjate que algo está cambiando. ¿Cuándo has visto que en los (des)informativos hablase de que no se cuántas personas y organizaciones han manifestado que un Proyecto de Ley es insuficiente?
      Por regla general, lo que trascendía a la opinión pública sobre los Proyectos de Ley eran sólo las consideraciones de los lobbies (patronal, sindicatos, grandes capitales…).
      Respecto al segundo punto, pues sí, el personal falla en el manejo de herramientas informáticas. Precisamente, en el nuevo post de la serie que publico hoy, subrayo la necesidad de “capacitar a los empleados, renovando los anquilosados planes de formación”. Y cuanto antes empecemos mejor. Tampoco soy de la opinión de que sea necesario ser un experto en el uso de las herramientas para desenvolverse dignamente en ellas. ¿Cuántos administrativos hay trabajando con Office sin saber sacarle ni el 50% de sus posibilidades?
      Me gusta mucho como terminas tu comentario. Seamos realistas, sí, pero no perdamos el optimismo… ¡necesitamos toda la energía positiva posible!
      Nos seguimos leyendo! Un saludo.

      P.D.: sobre lo de que mis “mayores” me dejan hacer… bueno, de momento me conformo con que me escuchen, porque hacer, lo que es hacer, no se ha materializado nada aún 😦

      Me gusta

  2. Hola David. Bajo mi punto de vista, no existe voluntad de quien debe tenerla para modificar esta situación. Creo que saben como provocar esa escucha activa que mencionas, e intentan convencernos que así es, pero en realidad es puro teatro, puro marketing político.

    No hay político que se precie que no tenga cuenta en twitter o facebook (por eso me gusta tanto google+), pero me temo que es más por el puñado de votos que les pueda reportar que por el uso práctico que le pueden dar (existen honrosas excepciones).

    Me temo que ha pasado el momento de pedir que se escuche a la ciudadanía, y ha llegado el de reivindicar y exigir que la voz de los ciudadanos sea tenida en cuenta. Ya no basta con votar cada cuatro años. Ya ni siquiera se escucha la voz del voto.

    No hay voluntad para escuchar y mucho menos la hay para dialogar (ya no te digo nada de gestionar). Por eso el gobierno abierto será una ilusión, que intentaremos mantener viva quienes creéis en ello (yo estoy comenzando a formar parte del grupo de descreídos).

    ¿O será que me he levantado hoy gris y frío, como el tiempo por aquí?

    De todas formas, ánimo. Es necesario mantener viva esta llama de esperanza.

    Me gusta

    • En realidad no hay gran diferencia en nuestras opiniones. Salvo una: yo soy un optimista por naturaleza 🙂
      Coincido contigo en que no hay (o es muy escasa) la voluntad política de abrir nuestros Gobiernos y que es el momento de reivindicar y exigir que la voz de la ciudadanía se escuche. Y eso es precisamente lo que intento hacer con esta serie de posts.
      Una forma de reivindicar es difundir las ideas y en esto hay una gran labor que desarrollar. Solo tienes que escuchar lo que se dice en las protestas, sea el 15M el 25S o en cualquier manifestación. Piden que se escuche la voz del pueblo, que se mejore nuestra democracia, que salga a la luz toda la información pública… Se está pidiendo “apertura”, se está pidiendo un Gobierno Abierto; aunque no se sepa lo que es.
      Quienes creemos en ello tenemos la obligación moral de explicar y difundir estas ideas. La gran mayoría de los ciudadanos no han escuchado hablar en su vida de qué es esto de abrir nuestras Administraciones (llámalo open government, gobierno abierto o como quieras).
      Venga, hombre. Deja el tono gris y remonta el vuelo… Tenemos que conseguir que se abran las puertas y ventanas de nuestras Administraciones. Y para eso somos necesarios TODOS.

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s