taller de escritura creativa

La innovación se produce al aplicar la creatividad con éxito (Alberto Aranda).

La creatividad se aprende igual que se aprende a leer (Ken Robinson)

Tenemos que innovar, estoy convencido. Y en la Administración Pública, más aún. No cabe otra opción, pues si seguimos haciendo las cosas como siempre se han hecho, obtendremos los mismos resultados que siempre se han obtenido. La crisis nos está enseñando muchas lecciones. Ésta es una que debíamos de haber aprendido hace mucho tiempo.

Las dos frases que encabezan esta entrada del blog son las que me hicieron llegar a la conclusión de que tenía que potenciar mi creatividad. Si la innovación es el objetivo y ésta se produce al aplicar la creatividad, todos deberíamos aprender a ser más creativos. Ken Robinson asegura que la creatividad se aprende igual que se aprende a leer. El problema está en que, según dice, las escuelas matan la creatividad.

Una buena técnica para desarrollar el lado “creativo” del cerebro es aprender y desarrollar actividades artísticas, o también aprender a hablar lenguas extranjeras. No recuerdo exactamente si esto lo escuché en el programa Redes, de Eduard Punset, o dónde lo lei. El caso es que estoy intentando ponerlo en práctica. En mi lista “algún día” hace ya tiempo que tengo pendiente aprender a tocar la guitarra y mejorar mi inglés. Pero de momento, he aprovechado que el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaira organiza, en colaboración y con el patrocinio de la Fundación José Manuel Lara, un taller de escritura creativa para apuntarme y así desarrollar mi creatividad escribiendo; de paso creo que me vendrá muy bien para coger más soltura en esto de bloguear.

El taller está dirigido por Ignacio F. Garmendia, editor y crítico literario. Como primer ejercicio práctico, partiendo de unos personajes y un tema común, los participantes hemos escrito un relato corto. Si quieres échale un vistazo al mío y de paso me cuentas qué te parece. El tema no me gustaba (la visión de una niña ante la muerte de su abuelo), así que decidí darle un enfoque algo distinto; además quería forzar mi imaginación pues por desgracia ya he tenido que vivir en dos ocasiones esa experiencia y no me apetecía escribir sobre vivencias personales.

Así pues, en esas andamos, intentando aprender a ser más creativo para generar innovación. El contrapunto aquí lo pone el tiempo. Y es que si el trabajo “productivo” llena hasta el último minuto de nuestro día, por muy creativos que seamos, no generaremos nuevas ideas. (Juan Carrión).

Por cierto, si tienes 20 minutos te sugiero que veas el vídeo completo de la conferencia de Ken Robinson en TED.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s