centro universitario 2.0, ¿realidad o ficción?

Otra visión de la realidad... o de la ficción !!
¿Centro Universitario 2.0? ¡Tu estás loco, David!

Seguramente eso es lo que piensa más de uno, pero yo insisto: no es ciencia ficción, tenemos a mano las herramientas. Hace ya más de 2 años presenté una propuesta en la que uno de los ejes estratégicos era la “Proximidad”.

Proximidad entendida como vía para lograr un servicio más accesible y cercano al cliente, con independencia de donde se encuentre. Para ello sería necesario desarrollar instrumentos de atención e información que garanticen la accesibilidad y la seguridad de las transacciones, que vengan a reforzar los canales tradicionales (presencial y telefónico) aprovechando las tecnologías de la información y la comunicación, y que favorezcan la participación activa

Para avanzar en esta línea planteaba 3 objetivos:

  1. Implantar el 100% de los procesos administrativos del centro que se inician a instancia del cliente en la plataforma de administración electrónica.
  2. Potenciar la web del Centro, incorporando nuevos contenidos y servicios, organizándolos de forma que se facilite el acceso a los grupos de interés.
  3. Impulsar la implantación de un modelo participativo basado en un proyecto experimental de oGov en el Centro.

Me ha gustado mucho conocer la experiencia que lleva Pedro Cuesta a su blog: coordinación en un Centro Universitario utilizando herramientas de la web social. Si le echas un vistazo a las diapositivas verás que las herramientas utilizadas en la ESEI de la Universidad de Vigo van todas en línea con impulsar un modelo participativo (objetivo 3). Es el primer ejemplo que conozco en el que se materializan ideas que llevan tiempo rondándome la cabeza.

Pero todos sabemos que el sector público es lento, que por muy funkzionatas que seamos no vamos a conseguir cambiar la dinámica de la noche a la mañana. Pero tenemos que insistir, tenemos que ser “pesaos” con nuestras propuestas, tenemos que actuar, ¡tenemos que ser subversivos!, ese es el camino.

Pero aún así, nos encontraremos en nuestro camino obstáculos, piedras, grandes piedras en forma de parálisis ante el miedo a lo desconocido, miedo a lo nuevo, miedo a la innovación. Y cansa, ¡vaya si cansa! Pero hay que insistir.

El ambiente creado por la “moda” de la calidad me está sirviendo de excusa perfecta para no dejar de insistir. Con la excusa de que tenemos que conseguir mejorar, me obligo a mí mismo a no dejar que las propuestas se aparquen. Ayer mismo fui reelegido por mis compañeros responsable de calidad y planificación. Y me preguntaban si a mi eso me gusta. Que si con “todo lo que tengo encima” también soy capaz de echarme la calidad. Pues sí, me gusta, y no me importa enmarronarme más, porque así tengo la excusa perfecta para obligarme a trabajar y a impulsar mejoras e innovaciones que me evaden de la rutina. Leía el otro día en kabytes que para terminar un proyecto y no morir en el intento un buen truco era dividirlo en fragmentos que al cumplirse dieran una inyección de motivación para continuar con el siguiente. Y esta motivación se podía conseguir haciendo después algo que nos guste. Yo precisamente hago eso: cuando termino un proyecto de color marrón, de inmediato me obligo a poner en marcha un proyecto molón (¡ala! me ha salido hasta con rima 🙂).

Esta pasada semana, después de conseguir liberarme del proyecto secuestrador, he tenido una de cal y otra de arena en el proyecto “Centro 2.0”. Por un lado por fin he podido poner en marcha una comunidad en GNOSS para la mejora e innovación en la gestión del Centro. En esta primera fase, la comunidad es privada, pero en cuanto tengamos una masa crítica de contenidos se iniciará una segunda fase en la que la abriremos, aunque con membresía restringida. Se ha previsto una tercera fase en la que se abrirá de forma pública plena.

Pero también cayó una de arena: el blog corporativo que estaba a punto de lanzar, a pesar de que la propuesta recibió el Ok político hace meses tras insistir en su defensa, volvía a ser cuestionado. Por suerte, todo a quedad en un susto y finalmente parace que sí, que podré seguir adelante. Pero esta situación me ha vuelto a hacer reflexionar, ¿tan de ficción parece la idea de que se puedan aprovechar los recursos de la web 2.0 para mejorar en la coordinación del Centro Universitario? Menos mal que ya empiezan a verse ejemplos, como el de la ESEI de la Universidad de Vigo, que demuestran que esto es posible. Espero que el efecto contagio facilite que de verdad se vaya dejando vía libre a las propuestas, y que se deje innovar (aunque sea a base de aparentar copiar buenas prácticas).

¿Y tú que crees? ¿Piensas que de verdad todos los recursos de la web 2.0 irán entrando en nuestra rutina laboral diaria o seguirán quedando con más uso personal que profesional?

Foto: Thundershead en Flickr

4 pensamientos en “centro universitario 2.0, ¿realidad o ficción?

  1. Hola David,
    realmente un placer leer tus avances, solo que por mis años debo dedicarle varios días, je je.
    Tan solo “de pasada” pude leer sobre GNOSS, me parece EXCELENTE el enfoque. En mi caso y desde hace años, solo utilizo software LIBRE, y esto me ha llevado a replantear varias veces el modelo de negocio de la PyME en la que soy socio. Ahí encuentro un gran desafío para GNOSS, pero prefiero no opinar aún, sin haber profundizado.
    Me encanta el que te aproveches del “ambiente creado por la “moda” de la calidad”, comparto que es la forma de iniciar mejoras profundas en las Organizaciones actuales. Intento desde hace unos años, avanzar en materia de Arquitecturas Empresariales y Patrones de Procesos, pues creo que son base fundamental para la GdelC, tema del cuál veo conoces MUCHO.
    No desanimes con tus enormes avances, que como bien dice Antonio, en este mundo 2.0 seguramente podrás encontrar “aliados” para tu “revolución” en materia de innovación y GdelC.

    Recibe un saludo, desde Misiones, Argentina.

    Me gusta

    • Muchas gracias Carlos por tu comentario y por tu ánimo.
      La verdad es que GNOSS me encantó en cuanto lo conocí, pero reconozco que en su momento me causó ciertos reparos el hecho de que sea una plataforma “privada”. Soy también un convencido de las necesidades del software libre o, al menos, de código abierto. Pero el compromiso que tienen GNOSS con la Universidad me parece firme y la potencialidad de la plataforma me parece extraordinaria; no conozco ninguna otra que aune todos los recursos que tiene ésta y de forma tan sencilla.
      Pero bueno, es cuestión de aprender, de experimentar, de introducir pequeñas mejoras e innovaciones en el día a día poco a poco. Al fin y al cabo no soy más que un aprendiz divirtiéndome con nuevas herramientas 😉
      Espero volver a verte por aquí, estás en casa. Un saludo.

      Me gusta

  2. Ánimo David, creo que es el camino correcto. Comprendo esa sensación de predicar en el desierto. Quiero avisarte de un problema que quizás tengas ya, ten cuidado de echartelo todo a tus espaldas creyendo que más adelante alguien te ayudará. Cuenta primero con un pequeño grupo de subversivos, porque corres el riesgo de planificarlo y ejecutarlo todo tu solo, y eso no es nada 2.o.

    Un saludo.

    Me gusta

    • Gracias Antonio. Lo tendré en cuenta aunque tengo la suerte de tener muy cerca alguna que otra subversiva más con la que estoy convencido de que podré ir contando 😉

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s