mi mejor receta para mejorar

No deja de sorprenderme que a veces me pregunten algunos colegas cuál es mi receta mágica, cómo consigo hacer las cosas que me propongo o cómo consigo llevar adelante proyectos tanto profesionales como de mi vida personal. Sí, es verdad que desde que descubrí el método GTD he notado en mí un incremento de mi productividad personal, pero esto viene de antes. No soy ni especialmente ordenado, ni especialmente inteligente, ni especialmente habilidoso… vamos, que soy del montón. Sin embargo a algunos colegas les llama la atención las pequeñas conquistas que voy haciendo. Hoy voy a darte mi receta mágica, gracias a la cual no me canso de intentar mejorar cada día un poco más.

Una vez me preguntaron que cúando noté que me hice adulto… ¡qué cosas! Vaya preguntita. ¿Qué es ser adulto? ¿Te conviertes en adulto cuando cumples una edad determinada? ¿La experiencia te hace ser adulto? Mi respuesta, tras unos instantes de reflexión, fue la misma que hoy por hoy se ha convertido en mi receta mágica para mejorar:

descubriendo las Illes Medes

Fíjate bien. Hasta en un momento de relax descubre cosas, observa, se empapa de lo que tiene alrededor. Carolina, mi primera hija, la mayor, la que me hizo convertirme en adulto. La personita que me “obligó” a intentar mejorar cada día un poquito más. La personita en la que veo pequeños reflejos de mí mismo. Sin duda, mi pequeña gran receta mágica desde hace hoy 9 años.

¡Felicidades Carolina! y gracias por hacerme cada día un poquito mejor.

4 pensamientos en “mi mejor receta para mejorar

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s