por qué prefiero una Administración Profesional

Cierro con este post la serie “por qué prefiero una Administración Profesional vs. una Administración Política”. Y lo hago haciendo un pequeño extracto de los tres primeros motivos señalados y añadiendo uno nuevo. Esto, por supuesto, no es más que una opinión personal, no es más que la percepción de un simple ciudadano, aderezada con una pizca de vivencias en mi ámbito. En cierta forma lo que realizo es un ejercicio de extrapolación de las situaciones que vivo a la generalidad de las Administraciones públicas.

Te pongo en situación: trabajo en una Universidad Pública que como todas, está reconocida como Entidad Pública con Personalidad Jurídica Propia. Su plantilla está compuesta por empleados públicos, tanto funcionarios como laborales, recayendo la administración en el personal de administración y servicios (PAS). La estructura orgánica de dirección de las Universidades Públicas se basa en un/a Rector/a y varios Vicerrectorados. La persona que asume el cargo de Rector/a es elegida por sufragio (bien directamente por la comunidad universitaria o bien a través de los representantes de ésta en el Claustro; esto depende de los Estatutos de cada Universidad). Los Vicerrectores o Vicerrectoras son elegidos por el Rector/a. Por tanto, podría decirse que en cierta forma, una Universidad tiene similitudes con un pequeño Ayuntamiento:

  • Rector = Alcalde. La dirige una persona elegida por sufragio (es decir, un político).
  • Vicerrectores = Concejales. Son nombrados directamente por el Rector/Alcalde (normalmente de entre aquéllos que impulsaban la candidatura, es decir, también políticos).
  • PAS = personal del Ayuntamiento. Son mayoritariamente funcionarios seleccionados por oposiciones públicas y organizados en estructuras similares (Servicios, Secciones, Negociados, o sus equivalentes).
  • Comunidad Universitaria = Población del Ayuntamiento. La comunidad universitaria está compuesta por los estudiantes, el profesorado y el PAS, y es, entre otras cosas, quien elige al Rector/a.

No me enrollo más con esto, pero el número de cargos académicos (que como habrás observado, yo considero cargos políticos) puede incrementarse considerablemente (Direcciones Generales, Decanos y Directores de Centros, Directores de Departamentos, Vicedecanos, Subdirectores, etc.), y a todos ellos se le podría buscar su equivalente en otro Entre Público. Se trata sólo de mostrar el parecido en la forma de organizarse y actuar, para así contextualizar mi opinión. Por mi profesión, he tenido que trabajar directamente con más de un Vicerrector y algún que otro Director General. En líneas generales, la capacidad de trabajo y las ideas de los cargos con los que he colaborado es de un nivel muy alto. Pero en algunos casos he notado poca experiencia en la gestión pública, y esto en ocasiones provoca disfunciones.

Pero voy a centrarme en los motivos por los que prefiero una Administración Profesional vs. una Administración Política. Como decía en la primera entrada de esta serie, cuando hablo de una Administración profesional, me refiero a una Administración que esté dirigida por profesionales de la gestión pública. Ya en entradas anteriores había apuntado tres motivos, y que son:

  • Motivo 1: porque uno de los pilares que sustentan las decisiones de los políticos es la de complacer a sus lobbies.

En ocasiones, para el desarrollo de un proyecto público, los aspectos técnicos pueden no ser favorables o incomodar a los lobbies o al electorado en general. Los dirigentes no deberían descartar decisiones o proyectos simplemente por su posible precio político. Un conocimiento de los aspectos técnicos daría un bagaje para explicar y convencer de las ventajas del desarrollo del proyecto, por mucho que al inicio pudiera resultar incómodo.

  • Motivo 2: porque a los políticos les trae sin cuidado los aspectos técnicos de sus decisiones.

Si un político, sin conocimientos técnicos sobre su ámbito, toma una decisión quiere que el resultado esté YA. Un profesional de la gestión pública, con experiencia previa en el ámbito de poder, será consciente de las acciones necesarias para desarrollar el proyecto, será capaz de prever el plazo de ejecución y valorará correctamente el resultado obtenido.

  • Motivo 3: porque los políticos “venden humo”.

Las ideas de los políticos, por muy buenas que sean, necesitan apoyarse en un correcto desarrollo técnico para ser, no sólo razonables, sino lo que es más importante, realizables. Cuando se confía la dirección de una Administración a un político no profesional de la gestión pública, puede suceder que se tenga un aluvión de buenas ideas, pero que éstas carezcan de la suficiente madurez como para convencer.

Añado ahora el cuarto y último motivo:

  • Motivo 4: porque los políticos generan más gasto.

El criterio por el que se pone al frente de un área de responsabilidad a un político, no tiene nada que ver en ocasiones con su experiencia en la misma. Cuando esto sucede, lo normal es que el Director General (por ejemplo) de turno, pretenda rodearse de expertos en la materia, surgiendo así la necesidad de crear nuevos puestos, con sus respectivos costes. En esta línea apuntaba recientemente un artículo de opinión del diario Expansión.Actualmente, la mayoría de directores generales no son ya funcionarios con experiencia en su respectivo ministerio. Son cargos políticos.

Aunque dudo de la objetividad de lo que se dice en dicho artículo, sí que coincido en que existen un buen número de puestos que no serían necesarios si el cargo público de turno tuviera la experiencia en la gestión pública suficiente.

Pero es que, además, si el cargo público inexperto no consigue rodearse de su equipo de expertos de confianza, el problema puede ser aún mayor. Pues las decisiones adoptadas pueden traer de cabeza a los servicios administrativos que deben desarrollarlas, generando más trabajo, y siendo necesario dedicar más recursos; es decir más gasto.

¿Tan difícil es encontrar profesionales de la gestión pública?, ¿qué criterio prima al nombrar a los cargos públicos?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s